Características del Cheque Nominativo

Un cheque nominativo es aquel que sugiere los datos del beneficiario. En contraste con un archivo al portador, no puede ser cobrado por algún persona aunque lo tenga bajo su custodia.

A veces el cheque nominativo es achacable a un tercero que va a poder emplearlo. Para eso, debe integrar la anotación “a la orden”. No obstante, si ese apunte hace aparición mas tachado, no es admisible ninguna transferencia y solo el receptor original puede arrimarse al banco. De todas formas, si se introduce la indicación «no a la orden».

Entre las peculiaridades del cheque nominativo resaltan algunas como la transporta las expresiones «páguese a», consecutivas del nombre del titular. Da más seguridad desde el criterio del beneficiario en el caso de pérdida o bien robo. Ello, ya que solo puede cobrar quien sea nombrado en el archivo, o bien quien haya recibido el endoso a través de una firma. En ocasiones los talonarios de órdenes de pago ahora tienen impresas las expresiones «al portador». Entonces, hay que tachar dicho escrito a fin de que el cheque sea nominativo. Si el archivo transporta trazadas dos líneas diagonales, hablamos de un cheque cruzado. Solo es posible el depósito en una cuenta, mas no el pago en efectivo por ventanilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *